La escuela secundaria se reúne en torno a un jugador de fútbol americano que se sacrificó para salvar a sus compañeros de clase

Los padres se han visto conmocionados por la noticia del último tiroteo en la escuela, que ocurrió a principios de esta semana en una escuela secundaria en Michigan. Cada nueva historia como esta rompe por completo el corazón de los padres, especialmente cuando ves los videos de las redes sociales de estudiantes asustados en medio del episodio aterrador.

Y ahora estamos aprendiendo más sobre aquellos que fueron asesinados y un estudiante en particular que dio su vida tratando de salvar a sus compañeros de clase. Tate Myre, un estudiante de 16 años de Oxford High School, fue uno de los cuatro que perdió la vida en el ataque. Y el jugador de fútbol de la escuela secundaria murió tratando de desarmar al tirador y salvar a sus compañeros de clase, según múltiples testigos.

Es con gran dolor que una de las víctimas del trágico evento en OHS hoy fuera uno de los nuestros, Tate Myre. Tate estaba en el equipo universitario desde su primer año y era un estudiante de honor. Tate era un gran joven con un futuro brillante y amado por todos. Te extrañaremos, Tate 💙💛 pic.twitter.com/AKJCH1UWBG

– Fútbol de Oxford (@OxfordFootbalI) 1 de diciembre de 2021

Y ahora, más de 100.000 personas han firmado una petición para cambiarle el nombre al estadio de fútbol de la escuela. Según la descripción, “Tate no es solo un héroe para sus compañeros de estudios en la escuela secundaria de Oxford, sino una leyenda, su acto de valentía debe recordarse para siempre y transmitirse de generación en generación, puso su vida en peligro para tratar de ayudar a miles de personas”. de otros estudiantes de Oxford High School “.

Un jugador de fútbol americano de secundaria se apresuró a atacar a un tirador de la escuela y sacrificó su propia vida para salvar a sus compañeros de clase https://t.co/bKVyWOaHLP pic.twitter.com/PJvYtYwgHE

– Taburete de deportes (@barstoolsports) 1 de diciembre de 2021

Como uno de los comentarios más populares sobre la petición, que se acercaba a los 150.000 días después de la tragedia, fue uno con el que todos los padres pueden identificarse: “Nadie debería ir a la escuela y nunca volver a casa. Esto es lo menos que podemos hacer por él, me duele el corazón por su familia “.

El discurso en torno a los tiroteos escolares siempre es divisivo, lo cual es extraño. Todo se politiza en esta era, pero todos pueden estar de acuerdo en lo abrumadoramente triste que es esta tragedia. Y la mayoría reconoce que es necesario hacer más para evitar que sucedan cosas como esta en el futuro, ya sean más recursos de salud mental u otras medidas de seguridad.

Pero lo que no debe perderse en los interminables debates en las redes sociales son los costos humanos reales de estas tragedias. Que estudiantes como Tate, que ya estaban teniendo un impacto significativo en amigos y otras personas, no regresarán a casa.

Lo pasé muy bien ayer en el partido de Toledo. Gracias @RickyCicconeUT @ToledoFB por la invitación!@ReggieWynns @TheD_Zone pic.twitter.com/VIDhtHWGPG

– Tate Myre (@ TateMyre2023) 28 de noviembre de 2021

Sus acciones son la definición de valentía y su abnegación es algo que toda la comunidad recordará. Sobre todo si la petición funciona y el estadio de fútbol pasa a llamarse en honor al jugador de fútbol que dio su vida por sus compañeros de clase.